Como cumplir la ley de cookies facilmente

No hay pan para tanto chorizoLa mal llamada ley de cookies no es más que un chantaje por parte del corrupto gobierno de España contra google, facebook y similares, ante la negativa de estas grandes empresas a pagarles una mordida o comisión por sus negocios en España, disfrazada eso sí como transposición de una directiva comunitaria, que los políticos españoles a la hora de robar son únicos.

El PPSOE se conformaría incluso con varios cargos bien remunerados en los consejos de administración de estas grandes empresas, pero tanto google como facebook se han negado a ser cómplices de los políticos corruptos de España, cosa que me parece estupendo. A los políticos españoles en lugar de premiarlos habría que ajusticiarlos, pero eso es otra historia, que merece ser tratada en otra ocasión.

Hoy amiguitos, vamos a ver de una forma de lo más fácil posible cómo cumplir con la ley de cookies de España en el supuesto más habitual: una pequeña empresa española que tiene su web en blogger porque es fácil y sobre todo porque es gratis.

PASO 1. Olvidarnos de blogger/blogspot. Google a cambio de ofrecernos su plataforma  gratuita, mete cookies en los ordenadores de las personas que visitan nuestra página, para hacerse una idea de sus gustos y aficiones y poco a poco irle metiendo publicidad personalizada.

PASO 2. Comprar un nombre de dominio. Así si en el futuro los malditos políticos españoles se inventan otra cosa, poder actuar en consecuencia sin perder el nombre que ya nos hemos trabajado en Internet. Apuntamos los DNS al hosting que vamos a buscar en el siguiente paso.

PASO 3. Buscar un hosting para alojar nuestra página. Los hay gratis o de pago. Por increíble que os pueda parecer, os recomiendo el de pago. En los gratuitos suele haber demasiada basurilla que nos pueda perjudicar (política, porno, casinos).
También podemos utilizar un ordenador propio que esté siempre conectado a internet, aunque para ello debemos abrir los puertos del router. Puede ser un ordenador que tengamos en casa o en la oficina.
Incluso en el móvil podemos instalarnos un servidor web, pero esto ya mejor lo dejamos para los muy frikis.
Los pasos 2 y 3 los podemos hacer con la misma empresa. Es más fácil. Yo recomiendo hacerlo en empresas distintas por si falla el hosting, que ocurre más de lo que debería, buscar otro proveedor.

PASO 4. Instalamos WordPress, y lo actualizamos a la última versión. Recomiendo por su rapidez y simplicidad, el tema Twenty Twelve.
· Importamos desde wordpress las entradas ya publicadas en blogger, utilizando el asistente que nos brinda wordpress. No se importan las páginas ni los widgets. A veces algunas etiquetas no se importan bien, por lo que tendrás que reetiquetar algunas entradas. Con eso te entretienes un rato y de paso, mejoras algo el posicionamiento.
· Cambiamos los permalinks, para que tengan los mismos que antes teníamos en blogger y así no perder ninguna visita ni ningún enlace que antes nos hubieran puesto. Los correctos son: /%year%/%monthnum%/%postname%.html Si wordpress no permitiera el cambio, hay conectarse al FTP y hacerle un CHMOD al .htacces de 644 a 666, cambiarlos, y luego setear a 644 otra vez, por motivos de seguridad.
· Copiar a mano las páginas y tooooda la barra lateral.

Si lo que has leído te suena a flan chino mandarín, busca mejor a alguien que sepa de lo que va la historia y que lo haga por ti. Págale. No, para este tipo de cosas no sirven ni los pringaos informáticos ni el hijo del frutero. Esto no es reinstalar el windows.